Ante cualquier corrección de la letra, avísenme haciendo un comentario en la letra que necesita corregirse.

viernes, 6 de octubre de 2017

Reformas en la enseñanza

Profesor.
Por favor.
Venga un día a la clase.
Sin dientes.
Despeinado.
Desorbitado.
Y no diga nada.

Espacios Interpersonales

Te voy a hablar de una cosa muy sencilla.
Es que no me gusta nada de lo que yo veo.
No me gusta nada en la calle.
No me gusta nada en las casas.
Y la gente, la gente no me gusta.
No me gusta porque todos se tienen miedo. Y sé.

Niño Problema

El niño que terminó las clases
y sigue portándose mal,
y en castigo se va a ir a vivir
adonde los viejo se muere,
porque no puede soportar siendo tan malo
quedarse donde lo nuevo va a nacer.

Preparativos

Cuando. Cuando llegue el día.
Cuando ya no se pueda más.
Cuando. Cuando reviente todo.
Los más preparados
van a agarrar bien fuerte
a los que se asusten
para que no se vayan al cielo.

Los Directores

Como va a saber Beethoven
de que cuando el no estaba, tu y yo lo dirigimos.
Como va a saber que si no fuera por ti y por mi
aquella sinfonía nunca saldría.
Aquella sinfonía nunca saldría.
Como va a saber Beethoven que aquella sinfonía
si no la dirigías nunca saldría. Nunca saldría.
Como va a saber Beethoven que aquella sinfonía
si no la dirigías nunca saldría. Nunca saldría.
Como va a saber Beethoven que aquella sinfonía
si no la dirigías nunca saldría. Nunca saldría.

Ana

Ana está mal. Ana está mal.
Ya no va a ir más a llenar el Palacio Peñarol.
Ana está mal. Oye campanas.
Dice que viene el fin del mundo.

Locura inofensiva con inversión peligrosa

Podría hacer que cierta clase de locura
pudiera dar a sus pacientes el sabor de la aventura,
de convencerse de que las fotografías de la gente
son esa misma gente, un poco diferente, pasada por el lente.
Si regresó una tipa que está lejos en europa,
poner delante de la foto el plato hondo con la sopa.
Podría ser, podría ser
pero sería una locura inofensiva
si las hay, si las hay, si las hay.
O una variante más peligrosa,
pasando al campo, pasando al campo de la escultura,
una variante más peligrosa en este género de locura,
sería creer que las estatuas
que las estatuas son gente, que son personas
y suplicar, y suplicarle a Luis Alberto
que no vaya a caminarte por arriba.
Esta variante a su vez tiene una variante,
o mejor dicho, una inversión especialmente peligrosa.
Es al reves que lo de hoy.
Ya no creer que las estatuas son personas
sino creer que hay personas que son estatuas:
Creer que Artigas es de bronce y homenajearlo así.
A menos que, a menos que esto ya no sea una locura completamente
y que haya algo de todo esto acá.
Mirá si el tipo está encerrado adentro de su estatua
y no puede salir, y no puede, y no puede, y no puede.